Enter your keyword

Lo vivo de la enseñanza y su paradoja

Lo vivo de la enseñanza y su paradoja

Un viaje a India me ha concernido en las lecturas acerca del hinduismo que realizaba S.Freud sobre 1920. Como ya sabíamos, Freud era un gran lector de diferentes materias, disciplinas y filosofías. Con solo leer el listado de bibliografía que daba a sus alumnos al comienzo de sus cursos, daremos cuenta la amplitud de conocimientos con el que podría incluso sustentar sus teorías .

En este caso la lectura de Freud sobre los “Upanishads”, me ha resultado de gran interés para el encuentro acerca de la transmisión, enseñanza y experiencia en el psicoanálisis.

Qué son los Upanishads?
Son casi los 200 libros pertenecientes al hinduismo, escritos en sánscrito y en su mayoría desarrollados en una bellísima prosa o verso. Los libros orientan la filosofía de vida hinduista, a través de historias, enseñanzas metafóricas, escritas por maestros que cansados de la religión oficial, se internan en los bosques, convirtiéndose en ermitaños con el objetivo de meditar en la experiencia de “atma”,(sí mismo, Ser o yo). Justamente a Freud le interesa el “atman” en “ más allá del principio de placer”, en su búsqueda del desdoblamiento de las pulsiones mencionada por Strachey en los comentarios (1)

Por otro lado los Upanishads explican de qué se trata la forma de conocimiento del Ser en la filosofía hinduista. “Los Upanishads insisten en la propia experiencia como forma de conocimiento y muestran que la investigación y la indagación reales tienen lugar dentro de nosotros mismos” (2). En este sentido, y dentro de los relatos metafóricos, el conocimiento del atman “como infinitud y plenitud” se alcanza a través de un proceso de indagación por un sabio. Los rishis ( maestros) afirman que el adepto ha de morir a la finitud, es decir a las identificaciones limitadoras, para nacer en la infinitud del atman.

Propia experiencia, indagación, identificaciones limitadoras: ¿Un eco de la experiencia analítica, con un origen en 1500-500 AC? (3)

Y entonces, de qué se trata la enseñanza?

Ahora bien, si la experiencia analítica es una experiencia en el análisis personal permitiendo un acceso al conocimiento inconsciente… ¿es posible enseñar el psicoanálisis?, para transmitir qué?
La enseñanza en el psicoanálisis es una paradoja. Una paradoja, ya que mientras la transmisión tradicional del conocimiento es pura comunicación, el psicoanálisis asiste a una formación donde el camino hacia el inconsciente nos enseña algo sobre este. Así Maud Mannoni, lo define claramente al expresar que la transmisión del psicoanálisis produce un efecto inconsciente que se podría originar en cuestiones relacionadas con el sexo, la muerte y la castración. De lo contrario quedaría anulado el mensaje de verdad ( del inconsciente) propio del psicoanálisis. El discurso universitario, justamente es una defensa contra ciertos interrogantes.

J.Lacan en “La dirección de la cura y los principios de su poder” se enfrenta a conceptos teóricos posfreudianos, de gran envergadura, donde se comprobaba en muchos casos la necesidad de algunos analistas de encajar la práctica clínica con la teoría de la época. J.

Lacan, podríamos afirmar que contesta en este escrito, en su retorno a Freud y sosteniendo la letra al deseo, a la pregunta sobre qué transmitir. Y no se trataba de los conceptos justamente. De lo que se trataba era de romper con un cierto conformismo y uniformidad que imperaba en los postfreudiano. La enseñanza justamente residió en transmitir lo vivo de la disciplina, en romper la inercia hacia el sentido único, en conducir nuevos interrogantes sobre un discurso que parecía muerto.

Sin duda el deseo de saber está del lado de lo vivo, el deseo de saber lo que no se sabe, pero, el deseo de quién? El deseo de saber no solo del estudiante, sino también del enseñante. Y eso sin duda tiene algo que ver con el deseo del analista.

1. S. Freud “Más allá del Principio de placer, Psicología de las masas y Análisis del yo”, Tomo XVIII, Amorrortu Editores, página 56.
2. Swami Satyananda Saraswati “El hinduismo”, Editorial Fragmenta.
3.Ibíd

 

Carolina Salinas

Psicóloga de Tyché Psicología Clínica

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: