Enter your keyword

Amores: ¿Qué le vió?

Amores: ¿Qué le vió?

Algoritmos actuales del amor

¿Corren tiempos difíciles para el amor?. En una época de amor líquido, de “bolsillo y localización” con Tinder, en un tiempo de zapping de elecciones, y donde parece que existe una depreciación del amor, en la intimidad de muchas consultas se sigue develando el malestar del paciente como un sufrimiento de amor. Encontrar pareja, convivir con ella, estar en soledad, los domingos o tiempo libre en un sofá solo o sola, siguen siendo el hilo rojo de los discursos de muchas personas. Y allí es donde reside la curiosidad, en tiempos del poliamor… el sujeto sigue sufriendo por amor. Las ocasiones de encuentro se multiplican gracias a los medios técnicos que ofrecen plataformas de relaciones, que prometen elegir a modo de algoritmo con una cierta certeza y feliz cálculo con quien formar pareja y además que el vínculo sea exitoso. “Solo que el inconsciente está allí para recordarnos cuántas elecciones se encuentran determinadas por razones que la razón desconoce” escribe Dalila Arpin en su reciente libro “ Parejas célebres”*. Y efectivamente, es la experiencia analítica la que permite despejar en muchos casos la lógica de la vida amorosa. Lógica que va más allá de cualquier receta, fórmula o sistema de algoritmos. Muy oportuno y directo es un capítulo de la serie Black Mirror de Netflix, llamado “Hang DJ”, donde una pareja se inserta en un sistema de citas pactadas que determinará la compatibilidad de ambos sujetos. Lo que no tenía incluido el sistema era la subjetividad de Frank y Amy, y por ello la deriva a la que son sometidos los personajes en otras relaciones que no conmovían. La pareja no es racionalizable ni programable, existe en ella un aura de misterio que envuelve los lazos amorosos. A menudo el afecto surge a espaldas de cada uno de los interesados, y muchas veces los puntos de enganche se sitúan fuera del dúo.

¿Qué le vió?

Seguramente una interrogación que se pudo encontrar en los círculos de Juan Domingo Perón en el encuentro con Eva Duarte (Evita): Un coronel de ascendente trayectoria y una actriz “de mala reputación”. O bien en el anuncio de matrimonio de Arthur Miller y Marilyn Monroe, sorprendiendo la incongruencia de la alianza entre el célebre escritor y la “rubia”: La prensa de la época lo decía: “Cabeza y cuerpo se unen”.

¿Qué es lo que preside los primeros instantes del encuentro?, ¿Qué se pone en juego para ambas personas? ¿De qué se trata ese encuentro?. Se pregunta Dalila Arpin en “Parejas célebres”. En el caso de Juan Domingo Perón y Evita, el instante del encuentro, recordará el coronel, fue marcado por una frase de ella donde comenta: “Oh, no soy artista, no soy buena para nada” Estas palabras traducen la demanda de amor de la joven, despertando el deseo protector del coronel veinticuatro años mayor que ella. En cuanto a Eva, lo ve como su “salvador” y se entrega con devoción primero a él y luego a la causa del pueblo: “Sirvo porque amo” declara.

Los primeros instantes en el encuentro de la pareja revelan enigmáticamente aquello que luego hace lazo y convoca a la pareja: desde el punto de vista del inconsciente no sabemos lo que amamos en el otro. Muchas veces creemos amar un ideal, lleno de cualidades. Pero no es así. El otro es única/o tanto por su parte sombría como por su brillo. En el encuentro amoroso, precisamente, se apunta a cernir nuestra más íntima forma de hacer lazo con los otros, así como una historia singular que nos precede. El lazo amoroso nace del encuentro de dos historias, atravesadas por claros y oscuros que muchas veces no son evidentes a simple vista: Es por eso que, en ocasiones, el amor nos aborda repitiendo elecciones de partenaires con los mismos rasgos: “¿por qué siempre elijo hombres que me engañan?” “¿ por qué estoy con mujeres que no deseo?. Preguntas que una vez planteadas, no pueden dejarse de lado y que a través de la experiencia analítica, nos invocará, con rol protagónico, acerca de nuestros propios brillos y sombras, aquellos que alguna vez creíamos identificar mucho mejor en nuestra pareja.

* “Parejas Célebres” Dalila Arpin. Grama Ediciones. 2016

Publicado en El Diario Información 17/02/2019

Carolina Salinas

 

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: